En la desaparición de mi padre están involucradas autoridades estatales y federales: Nadin Reyes Maldonado

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 2%

Jueves, 03 de Julio de 2014 Rodrigo Islas Brito

Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desaparecieron el 25 de mayo del 2007 en algún lugar de la verde Antequera.

“En la ciudad de Oaxaca , se acudió a la Procuraduría General de Justicia, a los hospitales, a los SEMEFOS, buscando a nuestros familiares, pero no hubo respuestas, incluso la denuncia por desaparición forzada no la quisieron levantar en Oaxaca, argumentando que no eran competentes, aun cuando ahí está tipificado este delito”.

Recuerda Nadin Reyes Maldonado, coordinadora y fundadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Hasta Encontrarlos”, e hija de Edmundo Reyes Amaya.

Hace unos días, el Poder Judicial de la Federación, ordenó la búsqueda y localización de ambos desaparecidos. Para Nadin, el hecho en sí de haber logrado arrancar una resolución como esta, sienta un precedente histórico. Ya que nunca antes se había logrado que el poder judicial resolviera de esta manera en un caso de desaparición forzada.

La Procuraduría General de la Republica, vía el Ministerio Público de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), la cual que lleva a cabo la investigación sobre la desaparición forzada de Reyes Amaya y Cruz Sánchez, ha informado de manera oficial al Poder Judicial de la Federación que existen cuatro hipótesis sobre la desaparición de éstos:

1.- Los desaparecidos fueron detenidos el 24 de mayo de 2007, en un hotel denominado “El árbol”, en la ciudad de Oaxaca, y entregados al Ejército mexicano.

2.- Fueron detenidos en Oaxaca, por el Jefe Regional de la Agencia Federal de Investigación (AFI), hoy convertida en Policía Federal Ministerial (PFM)

3.- Fueron detenidos en un vehículo Volkswagen en la carretera México-Puebla por la Policía Federal de Caminos.

4.- Fueron detenidos por la Policía Ministerial del Estado de Oaxaca, sin ser presentados ante una autoridad ministerial.

Al respecto, Nadin hace una precisión, “en una práctica tan terrible como lo es la desaparición forzada no se puede señalar o responsabilizar sólo a unas instituciones y a otras no, ya que para que esta se pueda cometer existe la planeación y complicidad de varias instancias”

“En este caso están involucradas no sólo autoridades estatales, sino federales”

“Mi padre es un hombre que siempre luchó por dar lo mejor a su familia y a la gente que lo rodeaba” recuerda la hija sobre su padre desaparecido, “un hombre autodidacta que se esforzó por aprender más y sacar a sus hijos adelante a pesar de las condiciones difíciles en las que vivíamos”

Sobre cuando fue el momento exacto en el que su padre entró a formar parte del Ejército Popular Revolucionario (EPR), la respuesta de Nadin es un “no lo sé”

“Nosotros nos enteramos de su activismo social a raíz de su desaparición. La última vez que lo vi fue el 22 de mayo del 2007. Salió de nuestra casa en el Estado de México para ir a la Ciudad de Oaxaca a ver a sus padres, y sólo recuerdo que, cariñoso como siempre, se despidió de beso de mi madre y de mí”.

Sobre que había en Edmundo Reyes Amaya que llevó presuntamente al estado a desaparecerlo, Nadin es clara:

“Ahí si tendrías que preguntarle a las autoridades. ¿Que veían de peligroso en ellos para hacerles lo que les hicieron?” y agrega,” las razones son políticas, al ser mi padre y su compañero reivindicados por el EPR como sus militantes, su desaparición fue para acallar la lucha de su organización”

“Lo que sí es un hecho es que el pasado, este y mucho otros gobiernos vienen acometiendo esta política de la desaparición forzada como una forma de acallar el descontento y la lucha de las organizaciones”

Para la hija de Edmundo Reyes Amaya, en México no existe en el Estado de Derecho, y mucho menos se respetan los derechos humanos de la población.

Sobre cuáles fueron las primeras versiones de las autoridades sobre la desaparición de su padre y de Gabriel Cruz , Nadin recuerda:

“Negaron los hechos, e incluso la propia existencia de mi padre y de su compañero. Posteriormente dijeron que podría haber sido la delincuencia u otros grupos quienes los habían desaparecido, pero nunca quisieron reconocer que las propias autoridades habían participado en su detención y posterior desaparición”

Lo cual contrasta con el reciente ordenamiento del poder judicial de la Federación, el cual indica que se debe buscar a los dos desaparecidos en los principales centros militares, así como también citar a comparecer a mandos del Ejército, del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), de la Policía Federal, funcionarios de la PGR, y servidores públicos del gobierno de Oaxaca, que se encontraban en funciones en mayo de 2007, para que declaren en relación a la desaparición forzada de Reyes Amaya y Cruz Sánchez.

Nadin también señala prácticas de intimidación en contra de ella y las personas que forman el comité de Hasta Encontrarlos, “desde que iniciamos con la exigencia de su presentación con vida hemos tenido vigilancia en nuestros domicilios, personas extrañas y vestidas de civil nos siguen en las diversas actividades que realizamos, como una forma de intimidarnos”

Y asegura, “sabemos que son enviadas por el Estado para hostigarnos y que de alguna manera dejemos de denunciarlos”.

Nadin, teme que en el contexto en el que se encuentra el caso en estos momentos (con el fallo del poder judicial amenazando con destapar cloacas), los incidentes de intimidación se incrementen y se intensifiquen.

Sobre el porqué el fallo del Poder Judicial de la Federación se dio ahora … y no antes, Reyes Maldonado responde, “por la presión que existe al Estado Mexicano tanto a nivel internacional como en lo nacional, nuestro país está siendo observado por distintas instancias como el Comité Contra las Desapariciones forzadas de la ONU”

“Pero sobre todo porque por la vía jurídica se ha hecho todo lo necesario para evidenciar que en el caso de nuestros familiares se trata efectivamente de una desaparición forzada, en donde instancias como la misma Comisión Nacional de Derechos Humanos ha reconocido que se cometió un delito en su contra.”

Cabe señalar que el poder judicial decretó también, que las autoridades correspondientes ordenen a los funcionarios competentes que se realicen las diligencias necesarias para la resolución de la desaparición de los dos integrantes del EPR, incluyendo la creación de comisiones especiales para dar con su paradero

“Uno de los ordenamientos del poder judicial es la creación de una comisión especial de búsqueda, la cual nosotros estaremos proponiendo y exigiendo que se realice”

Expresó Nadin, quien en “Hasta Encontrarlos”, ha documentado también casos de defensores de derechos humanos que han sido desaparecidos año con año, como Teodulfo Torres Soriano, desaparecido en marzo del 2013, y testigo del atentado en contra de Juan Francisco Kuykendall Leal, el1 de diciembre de 2013, en la toma de posesión del presidente Enrique Peña Nieto

Así como los cuatro casos de integrantes del consejo nacional del Frente popular Campesino Francisco Villa, quienes se encuentran desaparecidos desde el 15 de febrero del 2013, en el Estado de México.

“Sólo les pedimos estar atentos ante cualquier acto de hostigamiento en nuestra contra, del cual responsabilizamos al Estado Mexicano” finaliza Nadin Reyes Maldonado, para quien la siguiente opción en caso de que el fallo del poder judicial se convierta en un teatro, es la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

Ver en línea : En la desaparición de mi padre están involucradas autoridades estatales y federales: Nadin Reyes Maldonado