Ayer inició en Saltillo la reunión de la Comisión de los Derechos Humanos, Pueblos Indígenas y Seguridad de los Ciudadanos de América

, popularidad : 1%

Alma Gudiño
Excelsior

SALTILLO, 9 de agosto.— El estado de Coahuila es sede de la reunión de parlamentarios internacionales y legisladores nacionales, donde participan 16 países y donde se analizan temas de migración y desaparición de personas.

Durante su intervención, Myriam Cárdenas Cantú, vicepresidenta de la Comisión de Derechos Humanos Pueblos Indígenas y Seguridad de los Ciudadanos de la Confederación Parlamentaria de las Américas (Copa), informó que en los últimos meses han sido detenidos más de 57 mil menores centroamericanos que cruzaron la frontera del norte sin acompañamiento de sus padres y que serán deportados, porque no califican para asilo o refugio en Estados Unidos.

Ellos son más vulnerables a sufrir graves violaciones a su integridad física, son presa fácil de la trata de personas, o víctimas de la delincuencia organizada.

Al tocar el tema de la desaparición de personas, destaca que en México la tipificación del delito de desaparición forzada prevista en el Código Penal Federal aún no responde a los parámetros determinados en el derecho internacional por los derechos humanos: “Al contrario, se aleja de las prevenciones de la declaración sobre la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, así como a la de las convenciones internacional e interamericana sobre desaparición forzada de personas”.

Por su parte, el gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, dijo que en la entidad se tienen mil 600 desaparecidos lo cual calificó como una verdadera tragedia humanitaria.

“Ha disminuido cierto la violencia y la desaparición de personas, pero no se quiere decir que disminuya el esfuerzo por encontrarlos, hay avances, pero no son nada ante la falta de estas personas.”

Para Coahuila, comentó, quedan enormes retos, y se han traducido en un programa de derechos humanos que surgió con el acompañamiento de la Oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU.

Demandan unificar legislaciones

SALTILLO.— El tema de la lucha contra las desapariciones forzadas debe globalizarse y unificar legislaciones en el continente americano, ya que se trata de un asunto que se agudiza y que ningún poder puede enfrentarlo solo.

Zulma Gómez Cázares, presidenta de la Confederación Parlamentaria de las Américas y legisladora en Paraguay, sostuvo que al momento se desconocen cifras reales, porque cada nación está trabajando de forma independiente, de ahí la importancia de enfrentar juntos la problemática.

En el caso de Paraguay se habla de 600 desaparecidos, mientras que en Brasil se investigan 2000, no hay un porcentaje real y las causas son muy distintas, como terrorismo en Colombia y en otros países el crimen organizado y la trata de personas.

A nivel continental, inició con hombres y mujeres, ahora desaparecen niños, pero se carece de una cifra exacta ya que la situación es difícil, aseveró.

Gómez Cázares manifestó que la prensa internacional le da mayor importancia a México, en lo que se refiere a desaparición de personas, pero la problemática es mundial sobre todo en América, destacando no sólo la nación azteca, también Colombia, y los países de Centroamérica.

Finalmente, dijo que las políticas internacionales deben darse entre los países y de forma internacional.

Por su parte, la diputada Myriam Cárdenas Cantú, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, señaló que Coahuila es un estado pionero a nivel nacional que ha legislado conforme a los parámetros internacionales a nivel local, e inclusive, ha ido más allá al tener una Ley para la Declaración de Ausencia por Desaparición, que busca reconocer y garantizar los derechos a la identidad.

Ver en línea : http://www.excelsior.com.mx/naciona...