Marcha de 20 mil personas exige en Iguala justicia para normalistas

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 3%

Periódico La Jornada
Jueves 23 de octubre de 2014, p. 3

Iguala, Gro., 22 de octubre.

Una manifestación en la que participaron más de 20 mil personas para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, la renuncia del gobernador Ángel Aguirre Rivero, la desaparición de poderes en Guerrero y castigo al alcalde con licencia de esta ciudad, José Luis Abarca Velázquez, derivó en el incendio del palacio municipal y destrozos en una plaza comercial.

Alrededor de las 11 de la mañana, los contingentes, encabezados por integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) y de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (Fecsum) –que agrupa a los alumnos de las 16 normales del país–, quienes marcharon con el rostro cubierto, iniciaron el recorrido en la Central de Abastos.

Detrás de ellos iban madres, padres, familiares, compañeros y amigos de los 43 estudiantes desaparecidos, así como organizaciones magisteriales, campesinas y defensores de derechos humanos.

Las más de 20 mil personas –según los organizadores de la movilización– avanzaron sobre el libramiento Iguala-Taxco (de norte a sur). En el trayecto, los manifestantes retuvieron a un elemento de la Gendarmería y a un policía federal que tomaban fotografías, a quienes obligaron a marchar descalzos junto con ellos.

Minutos después, el dirigente de la Ceteg, Ramos Reyes, informó que ‘‘a petición del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong’’, los dejaron libres. Los manifestantes retuvieron a dos sujetos que también tomaban fotografías a quienes iban en la vanguardia de la marcha; más tarde los dejaron en libertad.

Al recorrer la avenida Bandera Nacional, a la altura de la línea de autobuses Estrella de Oro, fueron ovacionados por ciudadanos, quienes les ofrecieron agua, naranjas, tortas y otros alimentos. El recorrido se prolongó más de dos horas. Algunos comerciantes cerraron sus negocios.

Maestros y alumnos de Ayotzinapa recordaron por altavoz: ‘‘Venimos a Iguala porque aquí mataron a tres de nuestros compañeros; aquí también desaparecieron a 43 normalistas. Esta es una marcha pacífica; aquí se ordenó, por autoridades, el asesinato y secuestro de los estudiantes normalistas. Sabemos que los responsables de estas muertes y desapariciones forzadas son los gobiernos municipal, estatal y federal’’.

Durante el periplo, los maestros y familiares de los 43 normalistas ausentes lamentaron que a casi un mes de los hechos violentos en Iguala, las autoridades, tanto estatales como federales, no hayan podido dar con su paradero.

‘‘¿En qué país del mundo se mata a tres estudiantes, desaparecen 43 y no hay justicia?’’, preguntó un estudiante; enseguida, al unísono los marchistas respondieron: ‘‘¡En México!’’

Alrededor de las 13:15 horas, la avanzada de la marcha, formada por unos 300 integrantes de la Ceteg, corrió hacia las instalaciones del ayuntamiento, donde con palos y piedras rompieron ventanas de la parte posterior del inmueble, ubicado a un costado de la Plaza de las Tres Garantías.

Luego, irrumpieron e incendiaron las oficinas ubicadas en la planta baja y en el primer piso. Los maestros reunieron papeles y mobiliario en el patio interior y les prendieron fuego; por la parte lateral, la que colinda con la Plaza de las Tres Garantías, sacaron varias cajas de papeles y despensas, que después también quemaron.

Mientras tanto, grupos de civiles –a los que los manifestantes señalaron como halcones (vigilantes del crimen organizado)– causaron destrozos en la Plaza Comercial Tamarindos, propiedad de Abarca Velázquez.

Más tarde, los manifestantes se dirigieron al Periférico norte de la ciudad, sitio donde fueron asesinados tres normalistas. Ahí colocaron flores y veladoras. También efectuaron un mitin en el que criticaron que a cuatro días de cumplirse un mes de los hechos violentos, las corporaciones policiacas federales y estatales no han hallado a los estudiantes.

Por la noche, en conferencia de prensa, el subprocurador de Justicia estatal, Víctor Jorge León, informó que se inició una investigación contra quienes resulten responsables de los hechos de violencia ocurridos en la entidad, como son la quema del palacio de gobierno estatal, la alcaldía de Chilpancingo, la quema de las oficinas del PRD y el palacio municipal de Iguala.

Este miércoles también hubo protestas en Xochihuehuetlán, Olinalá, Culac, Copanatoyac, Metlatónoc, Huamuxtitlán, Chilpancingo, Tlapa y Acapulco.

(Con información de Héctor Briseño)

Ver en línea : Marcha de 20 mil personas exige en Iguala justicia para normalistas