comunicado del Comité Hasta Encontrarlos respecto a las declaraciones de EPN sobre el caso Ayotzinapa y su decálogo

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 4%

México 5 diciembre 2014

En un contexto en el que el Estado Mexicano se encuentra bajo la mira de la comunidad internacional y nacional, ante la falta de voluntad política para esclarecer el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos y, precisamente en el día en que se cumplían dos meses de los hechos que motivaron la detención desaparición de los jóvenes y la ejecución extrajudicial de tres estudiantes más y tres ciudadanos; Enrique Peña Nieto sale públicamente el 27 de Noviembre en medio de un fuerte dispositivo de seguridad para anunciar 10 medidas para “enfrentar” la situación que vive el país y “mejorar el estado de Derecho”, entre estas medidas anunció legislar una ley general sobre desaparición forzada, desarrollar el registro nacional de personas desaparecidas, el banco de ADN e implementar el reglamento de la Ley general de víctimas.

Ante esto y después de las recientes declaraciones hechas por Enrique Peña Nieto el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Hasta Encontrarlos” hace las siguientes precisiones:

El anuncio de Peña Nieto, si bien obedeció a una coyuntura política específica, ésta se da también como una respuesta del Ejecutivo ante la presión y exigencia que se ha mantenido por años por parte de las organizaciones de familiares, de derechos humanos y organizaciones populares para que exista una Ley General que prevenga sancione y castigue las desapariciones forzadas en México.

Con ésta respuesta el Estado buscó calmar los ánimos de los manifestantes y las declaraciones de la comunidad internacional, sin embargo, las medidas que propone el Ejecutivo son insuficientes ante la gravedad de la situación, no sólo por el caso de los 43 normalistas desaparecidos sino por las más de 30 mil personas desaparecidas, los cientos de fosas que han sido encontradas y la nula investigación y sanción a los responsables.

Es importante recordar que al respecto han hecho recomendaciones diversas instancias internacionales, como el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de la ONU (2012); sin embargo, aún con la presión internacional y nacional, es claro que no existe la más mínima voluntad de parte del Estado Mexicano para poner fin a éste crimen de lesa humanidad.

La reciente Iniciativa de Reforma a diversos artículos enviada por el Ejecutivo al Congreso el pasado 1 de diciembre y que obedece a su decálogo, deja en claro cual es la prioridad del Estado, establecer el mando único y fortalecer el sistema de seguridad pública en todo el país, dejando de lado los temas que son más prioritarios como respetar y garantizar los derechos humanos de la población. En la Iniciativa enviada al congreso es de resaltar que no se menciona para nada el tema de legislar en materia de desaparición forzada, como lo anuncio el 27 de noviembre, ya que la iniciativa está enfocada a facultar al Congreso para que este pueda expedir leyes generales para establecer la concurrencia entre las entidades federativas y los estados para robustecer el sistema de seguridad Pública [1].

En síntesis la iniciativa de Peña Nieto va encaminada a vigilar y criminalizar más al pueblo, el mando único, que se está implementando, antes de que se apruebe la reforma, bajo el argumento de dotar de mayor seguridad a la población en los municipios y en los estados dada la “infiltración” de los criminales en las Fuerzas de Seguridad, es sólo el pretexto para militarizar más al país y que traerá como consecuencia mayores violaciones graves a los derechos humanos, como se ha hecho evidente en los últimos años (detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, tortura). Acciones con las que se busca desmovilizar y aterrorizar más a la población que se organiza y manifiesta para exigir sus derechos. Con estas prácticas lo que se busca es instaurar más el Terrorismo de Estado, llamado por Enrique Peña Nieto restablecer el “Estado de Derecho”.

Aunado a lo anterior, como si el anuncio de tener más policías en diversas entidades de nuestro país no fuera suficiente, en su gira de trabajo el pasado 4 de diciembre, el Ejecutivo llama a “superar lo sucedido en Ayotzinapa” y dar “pasos hacia adelante”, una declaración imprudente e inaceptable que deja al descubierto la falta de responsabilidad que le asigna a este terrible hecho. Un crimen de Estado como lo es la Desaparición Forzada de Personas no puede ser superado como si nada hubiese pasado, la desaparición forzada es el peor de los crímenes que un Estado puede cometer en contra de su pueblo, una práctica atroz, que significa para los familiares un duelo inconcluso, una tortura permanente que no se alivia en tanto no se sepa sobre el paradero de los desaparecidos, sin embargo la apuesta del Estado es dar carpetazo a esta caso y que se quede en el olvido, como lo han tratado de hacer con miles más, si no fuese por la lucha y perseverancia de los familiares que no lo han permitido.

Una desaparición forzada no puede ser superada, no en tanto los desaparecidos no sean presentados con vida; no mientras que el Estado permanezca impune, y muestre realmente voluntad política para impartir justicia, dando seguimiento eficaz a las investigaciones que lleven a dar con los responsables, tanto materiales e intelectuales, y estos sean sometidos a juicio para que den cuenta del delito cometido y como consecuencia sean castigados.

Ante esto, como organización de familiares de personas detenidas desaparecidas exigimos al Ejecutivo asuma su responsabilidad en la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas y la de los miles de desaparecidos en el país, así mismo exigimos que se realice la búsqueda de los jóvenes en los centros militares como es la petición de los familiares, lugares en donde se ha reusado a buscarlos porque saben de la implicación de realizar estas búsquedas y una verdadera iniciativa que en verdad faculte al Congreso para legislar una ley General que prevenga, sancione y erradique la desaparición forzada de personas como lo hemos venido exigiendo desde hace mucho tiempo.

Sólo en el momento en el que se den los pasos para encontrar a los miles de desaparecidos que existen en el país y se establezcan los marcos jurídicos de acuerdo a los estándares internacionales se verá que existe verdadera voluntad para terminar con esta práctica.

¡Presentación con vida de todos los Detenidos Desaparecidos del País!

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

¡Juicio y castigo a los responsables!

¡No descansaremos Hasta Encontrarlos!

Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Hasta Encontrarlos”

Navegar por las