Exijo justicia, afirma padre de normalista mexicano muerto

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 2%

México, 8 dic (PL) Exijo justicia por mi hijo muerto, que no quede impune, aseveró hoy el padre de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas mexicanos desaparecidos cuyos restos identificaron expertos en un laboratorio de Austria.

Forenses buscan más evidencias en caso de estudiantes desaparecidos en México
Presidente mexicano expresa su pésame a familia de normalista

En su casa de El Pericón, municipio de Tecoanapa, estado de Guerrero, con humildad campesina, Ezequiel Mora expresó que su hijo le duele; "lloro cuando veo su rostro en las pancartas, en la calles", dijo a medios de prensa.

Pero su semblante se endurece al afirmar que gobernadores y alcaldes son "corruptos y delincuentes" pues asesinaron a su hijo y están coludidos con el crimen organizado; "ellos son los que han matado a todos los luchadores sociales: no los mata otra gente, sino el mismo gobierno".

Alexander, de 19 años, cursaba el primer año en la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, era el menor de los ocho hijos de Ezequiel, y su crimen, a juicio del padre, al igual que los otros 42 muchachos desaparecidos, fue "presionar y gritarle al gobierno, que no hizo caso a sus peticiones".

Ezequiel advirtió que seguirá luchando junto a los familiares de los otros 42 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre pasado en el municipio guerrerense de Iguala.

Esta desaparición forzada tuvo lugar tras los hechos violentos en los cuales policías locales asesinaron a otros tres estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, un menor de edad futbolista, un chofer y una mujer, víctimas de la colusión de autoridades municipales con la banda delincuencial Guerreros Unidos.

El procurador general de la República, Jesús Murillo, ratificó la víspera que los restos de un estudiante desaparecido, Alexander Mora, fueron identificados entre las muestras enviadas en noviembre al laboratorio de Innsbruck.

Esa prueba científica confirma que los restos encontrados en una de las escenas concuerdan con la evidencia de investigación y con la declaración ministerial de los detenidos, y refuerza la reconstrucción histórica de lo acontecido en aquellos hechos lamentables, expresó.

Los estudios de otros 16 restos humanos continúan en el laboratorio de la Universidad austriaca de Innsbruck, extraídos de áreas de Colula, Guerrero, donde según detenidos confesos fueron ejecutados e incinerados los normalistas de Ayotzinapa.

Ver en línea : Exijo justicia, afirma padre de normalista mexicano muerto