Comunicado al pueblo de México en el Día Internacional de los Derechos Humanos

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 1%

México, D.F. 10 de diciembre del 2014

Al pueblo de México

La situación política y económica por la que atraviesa nuestro país ha conducido a un clima de terror para el pueblo mexicano. Por un lado se encuentra la sistematicidad con la se aplica una política de terrorismo de Estado dejando a su paso una estela de impunidad para los autores materiales e intelectuales de los más aberrantes crímenes de lesa humanidad y por el otro, un baño de sangre en el cual pretenden ahogar toda voz de protesta del pueblo organizado y no organizado.

Desde administraciones pasadas se ha desatado una guerra contra el pueblo bajo el pretexto de combate a la delincuencia organizada y el narcotráfico; guerra que ha enlutado a más de 150 mil familias producto de las ejecuciones extrajudiciales; más de 85 mil detenidos desaparecidos y miles de desplazados de manera forzada.

Desde 2007 la práctica de la desaparición forzada toma nuevos bríos con la detención desaparición de los luchadores sociales Gabriel Alber-to Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya el 25 de mayo en la ciudad de Oaxaca. Desde esa fecha se ha desarrollado diversas actividades jurídico-políticas para saber sobre su paradero, dentro de las cuales se encuentra la recomendación que la CNDH hace al gobierno del estado de Oaxaca, sin que hasta el momento haya sido acatada cabalmente.

En esta misma condición inhumana se encuentran las hermanas triquis Daniela y Virginia Ortiz Ramírez, también detenidas y desaparecidas en el estado de Oaxaca; el defensor de derechos humanos Teodulfo Torres Soriano, testigo presencial de la agresión policiaca el 1 de diciembre del 2012 en la cual postrara en estado de coma y finalmente la muerte del maestro Kuy Kendal; el indígena chatino Lauro Juárez y muchos otros casos denunciados o mantenidos en el anonimato por temor, amenazas o el hostigamiento.

Todos estos casos tienen el común denominador de haber contado con la participación de elementos policiacos, militares y paramilitares en su cometido, a la vez que por parte de las autoridades permanece la negativa de dar respuesta sólida y presentar con vida a todos y cada uno de los detenidos desaparecidos por el régimen.

En estos momentos la participación del derecho internacional y de los pactos y tratados que el Estado mexicano ha firmado y ratificado, son fundamentales para garantizar el respeto irrestricto de los derechos humanos al pueblo trabajador. Son miles de voces que claman que termine la larga noche de terror que comenzó con el calderonismo y que continúa con Peña Nieto.

La lucha de familiares, organizaciones populares solidarias y el acompañamiento jurídico por la presentación con vida de Gabriel Alberto y Edmundo, luchadores sociales reivindicados por el PDPR-EPR han forzado al Estado mexicano a reconocer que en efecto sobre sus personas se cometió el crimen de desaparición forzada y recientemente un juez del poder judicial de la federación emitió una resolución judicial donde exhorta se cite a comparecer a autoridades federales para dar con su paradero.

Entre estas diligencias el poder judicial de la federación ordena a diversas autoridades:

Se trasladen a los lugares de posible detención u ocultamiento, en especial, REALICEN la búsqueda DE EDMUNDO REYES AMAYA Y GABRIEL ALBERTO CRUZ SÁNCHEZ en las principales instalacio-nes militares;
TOMEN comparecencia a los funcionarios de la Procuraduría General de la República, a funcionarios estatales o mandos militares, que hubiesen estado en funciones en mayo de 2007, A FIN DE QUE DECLAREN EN RELACIÓN A LOS HECHOS;
INFORMEN SOBRE LA INHUMACIÓN de cadáveres en los centros de detención o zonas militares que pudieran coincidir con la de las víctimas para en su caso realizar diligencias de identificación forense.

Esta resolución se suma a las estrategias jurídico políticas en la exigencia de presentación con vida; sienta a la vez un precedente para los miles de casos, sin embargo, esta sentencia judicial por sí sola no es suficiente, requiere del concurso de las distintas acciones políticas para lograr la concreción clara de ver a los detenidos desaparecidos de vuelta a sus hogares y con sus familias.

En este contexto, conmociona a todos los que hemos exigido mediante acciones políticas de masas la presentación con vida, la noticia de que con base en pruebas científicas se confirma la muerte del normalista Alexander Mora Venancio, pero que de ninguna manera borra el dolor de sus familiares. Cierra de alguna manera el duelo y el peregrinar doloroso de su familia en su búsqueda, no obstante, eso no significa que con saber la suerte de este compañero normalista se haya hecho justicia, mucho menos reduce el crimen de lesa humanidad cometido contra los que aún se encuentran en calidad de detenidos desaparecidos.

Cierto como pueblo, organizaciones populares y familiares se exigían pruebas contundentes y con sustento científico, sin embargo, lo que aún no encuentra espacio en el ideario del pueblo es la manera en que se pudo calcinar a tal grado los cuerpos y que más bien, lo que se ha presentado como una conclusión científica, en voz del procurador, parece intentar alimentar la tesis que él mismo esgrimiera y la línea de investigación que conduce a un grupo de delincuentes comunes. Jesús Murillo Karam y Enrique Peña Nieto han difundido sin descanso, que fueron quemados e incinerados los normalistas, para que una vez más, el Estado mexicano intente eludir su responsabilidad con el argumento engañoso, pueril y demagógico del narcoestado.

Como organizaciones populares, colectivos estudiantiles y organizaciones de derechos humanos nos exige mantenernos en la coordinación y no permitir que una agresión contra nuestros hermanos de clase quede en la impunidad. A establecer los mecanismos necesarios para responder organizadamente ante la represión y el terrorismo de Estado.

Este 10 de diciembre - Día Internacional de los Derechos Humanos realizaremos de manera coordinada diversas actividades en:

• Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Puebla

• En el D,F. Marcha del metro Polanco a la oficina del Alto Comisionado de DH de la ONU (Alejandro Dumas, No 165 Col. Polanco. Del. Miguel Hidalgo)

Fraternalmente

¡Vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos!
¡Presos políticos! ¡Libertad!
¡Alto al terrorismo de Estado!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS); Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT); Asamblea de los Pueblos Indíge-nas (API)-, Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP)-, Comité de familiares de presos de Ameyalco; Comité de fa-miliares de detenidos desaparecidos “Hasta Encontrarlos”
Comité Cerezo México; Radio Estudiantil Libertaria; Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH)

Navegar por las