’Nos han querido silenciar con amenazas’: padres de desaparecidos

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 1%

Recuerdan que el Gobierno estatal llegó a ofrecerles 100 mil pesos para dejar de presionar

CIUDAD DE MÉXICO (27/ENE/2015).- Los padres de los 43 normalistas no sólo padecen por la falta de sus hijos desde hace cuatro meses, sino también por grupos que a través de amenazas les exigen que dejen de reclamar justicia.

Así lo manifestó en la megamarcha de ayer Clemente Rodríguez, padre de uno de los desaparecidos, quien reconoció que ha sido amenazado para que deje de manifestarse y deje de buscar a su hijo. “Me dijeron que le bajara porque si no me iban a dar una calentada. A mí, la verdad, no me importa y me pueden dejar muerto, pero yo voy a seguir luchando”.

Rodríguez reconoció que desconoce quiénes son quienes emiten las advertencias, pero agrega que otros también los han intentado silenciar, como en su momento lo hizo el gobernador Ángel Aguirre, quien —aseguran—les ofreció 100 mil pesos a cada uno a cambio de dejar de presionar.

“No queremos dinero, queremos a nuestros hijos vivos”, agregó María Inés Abrajan, a quien también le hicieron la propuesta para que acepte la muerte de su hijo Adán.

Ayer se cumplieron cuatro meses de la desaparición de 43 normalistas en Iguala, y miles de personas se manifestaron en la Ciudad de México y en decenas de ciudades del país y del mundo, como parte de la Octava Jornada Global por Ayotzinapa.

En el Distrito Federal, se colocaron varios templetes en lo largo de Paseo de la Reforma, y en cada uno de ellos estuvieron los padres para exigir justicia, pero también para agradecer el apoyo que la sociedad les ha brindado.

Los padres y estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” estuvieron acompañados maestros de la CETEG y de la CNTE, así como por estudiantes de la UNAM, el Politécnico y otras casas de estudios, así como de contingentes campesinos.

El contingente se concentró en la plancha del Zócalo capitalino, donde hubo un mitin encabezado por los padres. Entre los oradores estuvo el padre de Alexander Mora Venancio, el único de los 43 normalistas que ha sido identificado por peritos austriacos gracias a análisis de ADN.

Afirmó que a más de un mes de que informaron sobre su identificación, él no ha recibido el resto de su hijo encontrado, según las autoridades, en una bolsa arrojada al Río San Juan.

Los peritos argentinos que colaboran en las investigaciones junto a la PGR, informaron el domingo que no hay evidencias suficientes para vincular los restos calcinados encontrados en el Río San Juan con los sucesos que, según la versión oficial, tuvieron lugar en el basurero de Cocula, donde un grupo de personas fue calcinado.

FRASE

"No sé si no encuentro a mi hijo qué va a ser de mí, yo prefiero dar la vida por mi hijo, pero que me lo entreguen porque ya no soporto este dolor, no me da hambre ni ganas de salir".

Metodia Carrillo, madre de un desaparecido

INSISTEN EN EVITAR COMICIOS

Los familiares de los normalistas lo tienen claro, no permitirán que haya elecciones en Guerrero el próximo 7 de junio si no aparecen con vida los 42 estudiantes de Ayotzinapa.

“Votar en Guerrero es votar por el crimen organizado” resumió el vocero de los padres, Felipe de la Cruz.

El también docente egresado de Ayotzinapa aseguró que debe ser el pueblo quien gobierne al pueblo, y descalificó al gobernador interino, Rogelio Ortega, quien garantizó los comicios hace dos semanas.

El Instituto Nacional Electoral (INE) afirma que en Guerrero sólo hay dos focos rojos: en Chilpancingo y en Tlapa de Comonfort.

Incluso el consejero presidente, Lorenzo Córdova, reconoció que tomarán “medidas especiales” que permitan organizar los comicios con la mayor certeza posible.

Ayer, el líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Navarrete, afirmó que boicotear la elección en Guerrero sería una especia de “golpe de Estado blando”.

“Me parece que se está jugando con fuego en eso, y quienes incluso pueden ver con simpatía esta posibilidad, creo que no están calculando las consecuencias en el país”.

El mundo alzan la voz

En España, Italia, Inglaterra, Australia, Alemania, Holanda y Noruega también hubo manifestaciones.

En Sídney, el grupo “Australia en Acción por Ayotzinapa-Sídney” expresó su solidaridad con los familiares de los estudiantes en una manifestación pacífica que coincidió con el día de Australia, que conmemora la llegada de los ingleses y que supone una jornada dolorosa para los aborígenes.

Otro grupo de mexicanos hizo lo propio en Holanda, donde protaron mantas con leyendas como “En el mundo nos faltan 43”. En Inglaterra se reunió otro grupo que portaba una manta gigante y los rostros de los jóvenes desaparecidos.

En Berlín, un grupo de personas se juntaron para formar el número 43, en alusión a los estudiantes que fueron desaparecidos por policías.

En Madrid, varias personas mostraron una manta con el lema “No fue el narco, fue el Estado”.

Contrario a lo ocurrido en otras protestas, ayer la Octava Jornada Global no figuró entre los temas más comentados en Twitter, aunque sí figuró la etiqueta “Zócalo”, que fue el lugar de concentración de la marcha más numerosa.

El mítin en el Zócalo concluyó alrededor de las 20:00 horas, y los organizadores llamaron a retirarse, para evitar un enrentamiento como el del 20 de noviembre, donde un grupo de encapuchados incluso prendió fuego a la Puerta Mariana del Palacio Nacional.

SABER MÁS

La versión oficial

> El 26 de septiembre, normalistas de Ayotzinapa fueron agredidos por policías de Iguala por órdenes del alcalde José Luis Abarca. Los agentes, con apoyo de uniformados de Cocula, entregaron a los jóvenes al cártel Guerreros Unidos.

> A decir de algunos de los 99 detenidos, los 43 normalistas fueron trasladados a un basurero clandestino en Cocula. Todos fueron llevados en una camioneta, por lo que al llegar al sitio, muchos de los jóvenes ya habían muerto por asfixia, a los otros les dispararon. Todos fueron incinerados y sus restos arrojados al Río San Juan.

> El Gobierno federal envió los pocos restos rescatados a la Universidad de Innsbruck, en Austria. Los expertos determinaron que una de las muestras pertenecía al joven Alexander Mora. A los otros restos no se les pudo extraer ADN, aunque siguen intentándolo.

Ver en línea : ’Nos han querido silenciar con amenazas’: padres de desaparecidos