Línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo descarta reconciliación entre víctimas y victimarios del terrorismo de Estado

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 4%

Miércoles, 19 de agosto de 2015

Almeida reiteró que el principio Memoria, Verdad y Justicia sigue vigente. "Nuestros hijos deberían haber sido juzgados, no desaparecidos".

La línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo reiteró que los principios de Memoria, Verdad y Justicia para el tratamiento de los crímenes de lesa humanidad "siguen vigentes", en respuesta al planteo de sectores que "intentan instalar una imposible reconciliación" entre las víctimas del terrorismo de Estado y quienes perpetraron esos crímenes.

A través de un comunicado, la organización de derechos humanos expuso así su postura luego del encuentro convocado días atrás por la Universidad Católica Argentina (UCA) donde la senadora Norma Morandini, que tiene dos hermanos desaparecidos, compartió el panel con Arturo Larrabure, cuyo padre fue víctima de la guerrilla.

"Contra los irresponsables y varios intentos de instalar una imposible reconciliación entre quienes sufrieron el terrorismo de Estado y quienes lo perpetraron, repetimos y lo seguiremos haciendo: "¡No a la reconciliación! ¡Ni olvido ni perdón!; Justicia Constitucional", aseguran las Madres en el comunicado.

El texto cita parte del discurso del escritor Julio Cortázar en la apertura del Coloquio de Abogados de París realizado en 1981 para tratar la desaparición forzada de personas como crimen de lesa humanidad donde exhorta a "reclamar uno por uno (por los desaparecidos), hasta que la respuesta muestre finalmente la verdad que hoy se pretende escamotear".

"La idea de reconciliación tendría que salir de nuestros hijos pero ya no están y tampoco creo que si estuvieran la aceptarían", dijo la integrante de Madres Línea Fundadora Taty Almeida.

Según Almeida, la iniciativa de reconciliar a las víctimas del terrorismo de Estado con las de la guerrilla "saca a flote la teoría de los dos demonios" y cuestionó a quienes "confunden a la sociedad porque niegan que los delitos de lesa humanidad son delitos provenientes del Estado".

"Si cometieron delitos, nuestros hijos tendrían que haber sido juzgados, pero en vez de eso fueron desaparecidos por el Estado terrorista, por eso jamás vamos a renunciar a la idea de justicia legal, no la justicia de mano propia", aclaró la dirigente de derechos humanos.

En el panel que llevó el título "Una reflexión sobre los años setenta: de la lógica del enfrentamiento a la cultura del diálogo" también estuvo presente el obispo Jorge Casaretto que reclamó "hacer algo como sociedad civil" porque "ninguna fuerza política ha presentado proyectos para la reconciliación de los argentinos".

Al respecto, el Congreso Nacional sancionó en julio pasado la ley que impide que las condenas por delitos de lesa humanidad sean objeto de amnistías, indultos o conmutación de penas, en una clara postura de la dirigencia política en contra la impunidad de los genocidas.

Ver en línea : http://internacional.elpais.com/int...