Desapariciones forzadas: asunto pendiente y sin resolver

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 5%

01 sep 2015
Carlos Arrieta

Luego de que el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) solicitara a la Procuraduría General de la República (PGR) buscar y entregar información estadística sobre investigaciones iniciadas por el delito de desaparición forzada, de 1960 a febrero de 2015, surge la duda acerca de ¿qué harán luego de saber la cifra exacta? ¿Buscarán a los culpables o sólo se quedará como una estadística más?

De acuerdo con Amnistía Internacional, más de 25 mil 700 personas han desaparecido en México en los últimos años, y casi la mitad de ellos durante la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Hasta el momento las autoridades no han resuelto el caso de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, por lo que resulta extraño que ahora quieran investigar desapariciones ocurridas desde hace más de 50 años cuando no han podido resolver lo ocurrido hace uno.

En este sentido, AI ha calificado la aparición de decenas de fosas comunes en México como una muestra de la crisis de las desapariciones forzadas que se enfrentan en el país.

Tras las investigaciones realizadas en la búsqueda de 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, decenas de fosas clandestinas han sido descubiertas en los últimos meses, y hasta el momento no han dado a conocer de quiénes se tratan los cuerpos encontrados.

“Esta última revelación macabra confirma lo que ya habíamos dicho: la magnitud de la crisis de las desapariciones forzadas en Guerrero y en otros lugares en México es realmente sorprendente”, resaltó – el pasado mes de julio- Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional en América.

Lo cierto es que la petición del INAI surge luego de que la PGR proporcionó un cuadro con información estadística del fuero federal, relacionada con el delito de desaparición forzada, de 1960 a 2015, pero cataloga como “Información no disponible” aquella correspondiente al periodo comprendido de 1960 a 2000.

Además, de señalar que también que en sus bases de datos no existen variables que permitan conocer las razones de prescripción de los delitos, las personas ofendidas y/o víctimas, su sexo, las dependencias de gobierno a las que estaban adscritos los funcionarios investigados, ni el estado procesal de las investigaciones. Entonces ¿en qué han trabajado todo este tiempo, qué han hecho con las denuncias? Al parecer nada.

Aunque la PGR se declaró incompetente para conocer los procedimientos penales federales y las sentencias emitidas, con el argumento de que la instancia competente es el Poder Judicial de la Federación.

Al respecto, Amnistía Internacional ha pedido al gobierno mexicano dar a conocer la verdad sobre el paradero de los 43 estudiantes y todas las desapariciones que no se han resuelto en México. Por su parte, la titular de la PGR, Arely Gómez, ha declarado que los estados adoptarán un protocolo que homologará las investigaciones para casos de tortura, para la búsqueda de personas desaparecidas y para la investigación del delito de desaparición forzada de personas.

Sin embargo, más que dar cifras, el trabajo de la PGR debería centrarse en dar resultados. Ojalá no hagan lo que en Michoacán y también desaparezcan número de averiguaciones previas relacionadas.

Ver en línea : http://www.siempre.com.mx/2015/09/d...