Caso Ayotzinapa: Preocupa a la CIDH que la Sedena pueda mandar por encima de Peña

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 2%

J. Jesús Esquivel
8 de octubre de 2015
Nacional

WASHINGTON (apro).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación por las recientes declaraciones del general Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quien subrayó que no permitirá que los militares sean interrogados por extranjeros.

No obstante, el organismo dijo que confía en que sea el presidente Enrique Peña Nieto quien realmente mande en México.

“Por supuesto que preocupa que el secretario de la Defensa diga que no va a haber acceso (a los militares)”, declaró en conferencia de prensa Emilio Álvarez Icaza Longoria, secretario ejecutivo de la CIDH.

Al anunciar el calendario de audiencias en materia de derechos humanos del 156 periodo de sesiones, que se realizarán del 17 al 18 de octubre en esta capital estadunidense, Álvarez Icaza expresó su esperanza de que lo declarado por el general Cienfuegos no sea un indicio de que quienes mandan en México son los militares y no las autoridades civiles.

En entrevista con un reportero de Televisa y transmitida durante el noticiario que conduce Joaquín López Dóriga, el titular de la Sedena dejó en claro que no permitirá que los militares mexicanos sean interrogados por los miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH sobre el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa que desaparecieron hace más de un año en Iguala, Guerrero.

“Yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales o los quieran interrogar para posteriormente hacer sentir que tienen algo que ver”, dijo Cienfuegos a la televisora.

En la conferencia de prensa, Álvarez Icaza destacó que pese a lo establecido por el titular de la Sedena, la CIDH insistirá en que los militares integrantes del 27 Batallón de Infantería de Iguala sean interrogados por los miembros del GIEI, quienes recientemente emitieron un informe sobre el caso Ayotzinapa, en el que solicitan al gobierno de Enrique Pena Nieto que se les permita interrogar a los soldados que saben de lo ocurrido en Iguala.

“En su caso, entiendo que quienes mandan en México son las autoridades civiles. En su caso será el presidente de la Republica el que tendría que tomar la última decisión. De no ser el caso que nos notifiquen que no son las autoridades civiles las que mandan y entenderíamos entonces que las palabras del secretario de la Defensa son las últimas”, enfatizó el exombudsman de la capital mexicana.

De acuerdo con el secretario ejecutivo de la CIDH, el gobierno de Peña Nieto, que ha minimizado y descalificado el informe del GIEI sobre el caso de los normalistas de Ayotzinapa, está obligado a cumplir con las solicitudes que se le hicieron, tomando en cuenta que México forma parte de la comunidad del Sistema Interamericano.

Y por ello mismo, resaltó, el GIEI puede interrogar a los militares. “Es del dominio público que estuvieron enterados” de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014, acotó.

“Hasta donde yo entiendo la Constitución dice que las autoridades civiles son las que toman las últimas decisiones. Esperaríamos, en congruencia con lo que se ha anunciado, que el GIEI tenga acceso”, insistió Álvarez Icaza.

Es más, durante la “visita in loco” que realizó el órgano defensor de los derechos humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA), agregó, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y la procuradora general de la República, Arely Gómez, aseguraron que “iban a atender” las recomendaciones del GIEI.

“Posteriormente salió el secretario de la Defensa a decir lo que dijo. No es usual que un secretario de la Defensa saliera a hacer declaraciones y nos llamó la atención. Pero la Comisión va a seguir insistiendo en ese tema, un tema básico de normalidad democrática, de rendición de cuentas”, concluyó.

Al hablar de la situación de los derechos humanos en México, Álvarez Icaza no titubeó en calificarla de “delicada” y preocupante. Esta visión, explicó, incluso fue señalada por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Zeid Ra´ad Al Hussein, en la visita que hizo esta semana a México.

La gravedad del caso sobre el deterioro del respeto a los derechos humanos en México, subrayó, se refleja también en el calendario de audiencias de la CIDH.

Junto con Brasil, Colombia, Ecuador y Venezuela, México será sujeto a cuatro audiencias en el 156 periodo de sesiones. Una de ellas se realizará por determinación de la misma CIDH, precisamente para abordar el caso de los normalistas de Ayotzinapa y en la cual se presentará el informe sobre el caso que elaboró el GIEI.

“El año pasado se hicieron mil 800 peticiones de audiencias sobre derechos humanos a la CIDH; de éstas, 500 fueron de México”, remató Álvarez Icaza, con lo que subrayó la gravedad de las violaciones a los derechos humanos de los mexicanos.

Ver en línea : http://www.proceso.com.mx/?p=417634