La desaparición forzada en México perdura y es una herida profunda, dice experto del GIEI

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 3%

Por Redacción / Sin Embargo diciembre 1, 2015

Los miembros del GIEI, enviados por la CIDH a México para investigar el caso de la desaparición forzada en Iguala, un caso que dicen “los dejará marcados de por vida”, señalaron que la situación de derechos humanos en México es “muy grave”, por lo que se encuentran “preocupados” por el país.

Ciudad de México, 1 de diciembre (SinEmbargo).- Los expertos que conforman el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), enviados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a México, revelaron en una serie de videos lo que ha significado para ellos investigar durante más de medio año el caso de los normalistas de Ayotzinapa, que cumplieron 14 meses desaparecidos, tras un ataque suscitado la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Los miembros del grupo que permanecerá investigando el caso hasta abril del 2016, a petición del Estado mexicano y de las víctimas, aseguraron que no dudaron un segundo en aceptar el desafío en un caso de tal magnitud, además de que su intención es coadyuvar con su experiencia a esclarecer el hecho, mismo que “significaba un enorme desafío”, porque que cuando llegaron al país la investigación ya se encontraba en curso.

En los videos, los expertos aseguraron que cualquier persona que lee el informe se dará cuenta que es totalmente imparcial y que cada frase tiene “sustento probatorio”. “Nuestro informe, si es que sirve para algo, es para fortalecer las instituciones del Estado [...] Y que cuando las resoluciones y las decisiones que tomen las autoridades, permitan convencer a la sociedad mexicana”.

También enfatizaron que “la impunidad es un sistema educativo, tiene un impacto educativo en la sociedad” y que no hay “justificación alguna” que permitan la desaparición forzada, lo que representa una “barbarie desbordada”, sentenciaron.

Se dijeron “preocupados” por México, porque tiene una situación de derechos humanos “muy grave”, y que la investigación será una experiencia que “los dejará marcados para el resto de su vida”.

Por otra parte, los miembros del GIEI aseguraron que les impactó mucho “un caso de tal magnitud” de desaparición forzada. Señalaron también la urgencia por llegar a México pues “ya se había perdido mucho tiempo”, dijeron.

Los expertos señalaron que el punto central de su contribución es basar sus conclusiones de las evidencias ya existentes, pero incluyendo una perspectiva desde las víctimas, para no sólo poner énfasis en los hechos o en los perpetradores del hecho: los culpables.

Los videos presentan uno a uno a los expertos que aportaron su experiencia bajo las diferentes disciplinas de investigación que dominan. Una de las grabaciones da cuenta de la biografía del abogado colombiano Alejandro Valencia Villa, quien dijo posee 27 años de experiencia en la promoción y defensa de los derechos humanos.

Valencia Villa dice que el caso de Ayotzinapa es como “la punta del iceberg” de las desapariciones, no sólo en Iguala, sino en el resto del estado de Guerrero, así como en todo el país.

En la biografía de la abogada colombiana Ángela María Buitrago, se dice docente en derecho penal y sociología jurídica. En otro video publicado en la plataforma YouTube, se puede escuchar de viva voz el perfil del médico y doctor en psicología español Carlos Martín Beristain, quien dijo tiene 27 años de experiencia de trabajo en América Latina, en países que han vivido situaciones de violencia, guerra o violencia política.

Martín Beristain dijo que ha trabajado en investigaciones que tienen que ver con el impacto de la violencia en las víctimas, en su atención, y en la memoria colectiva. “La verdad es un elemento central para poder enfrentar las violaciones de derechos humanos”, enfatizó el médico español.

En otro de los videos se presenta Francisco Cox Vial, abogado chileno penalista y de causas de derechos humanos, asegura que “lamentablemente, conozco lo que es la desaparición forzada [por la dictadura de su país] y lo que es tratar de apurar los procesos [judiciales] y lo mal que le puede hacer eso a un país”.

“La desaparición forzada, aunque parezca paradójico, no desaparece. Se mantiene, perdura y es una herida profunda”, sentencia Cox Vial en el video.

Por su parte, la abogada penalista y profesora universitaria guatemalteca, Claudia Paz y Paz, dijo en el video correspondiente que por muchos años ha sido defensora de los derechos humanos y Fiscal General de su país.

“Hicimos un trabajo muy importante [en Guatemala] en el combate a la impunidad, en acercar justicia a las víctimas, y quizás una parte del trabajo que fue muy exitosa, fue el combate al crimen organizado, especialmente, el narcotráfico. Y esa experiencia para identificar, investigar, y desmantelar estructuras criminales, es la que estoy poniendo al servicio del esclarecimiento de este caso [Ayotzinapa]“.

La abogada dice que para los miembros del GIEI fue una “enorme responsabilidad” asumir el acompañamiento a la investigación, en la cual han hecho más de 100 recomendaciones a la Procuraduría General de la República (PGR), que creen “puede ser la base para reorientar la investigación” y tomar en cuenta hipótesis que no se habían contemplado en su inicio, por ejemplo, qué relación tiene el trasiego de droga, principalmente la heroína.

“Las desapariciones forzadas son una grave violación a los derechos humanos, son un crimen que afecta no sólo a la víctima directa, a la familia, a su comunidad, porque generan temor, generan terror e inhiben a los ciudadanos. Y es por todos estos bienes jurídicos que se ven afectados en la desaparición forzada, es por lo que es considerado uno de los delitos más graves”, dijo la abogada Paz y Paz.

La ex Fiscal general de Guatemala dice que los expertos del GIEI fueron a Ayotzinapa para entrevistarse con los familiares, y que desde ese día les brindaron su confianza, por lo que esperan “mantener y fortalecer esta confianza, y devolvérselas con verdad”.

Los expertos del GIEI indican en sus conclusiones que su intención es tratar de “eliminar algunas mentiras de sucesos que no pasaron”. A la vez, señalaron que han tenido “dificultades, tropiezos”, pero que han podido avanzar. “Hay muchos mecanismos de la impunidad que tratan de tapar digamos la historia, a veces desviar elementos de la historia”, dijo Carlos Martín.

“Hay blindajes de mucho tipo. Hay unos silencios que protegen algo, protegen a alguien”, indicó Alejandro Valencia.

Los expertos internacionales señalaron que las evidencias científicas, concretas y fácticas todavía no demuestran si los 43 estudiantes de Ayotzinapa se encuentran vivos o muertos, por lo que es trascendental saberlo en un determinado tiempo.

Ver en línea : http://www.sinembargo.mx/01-12-2015...