Ayotzinapa es muestra que en México no hay “Estado fallido”, sino un Estado que planifica la represión: expertos

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 6%

28 de septiembre 2016 José Luis Ramos

(28 de septiembre, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO). – “Estamos en presencia de algo que no sólo, no debió de haber sucedido, sino que tampoco debe haber sucedido lo que sigue sucediendo después, es decir que, la desaparición forzada continúe y que no tengamos claridad sobre lo que está sucediendo, que no haya información suficiente y clara, que no haya en última instancia, desde luego, justicia, que no haya seguridad, para los que vivimos en éste país” expresó la investigadora María García Castro.

En el marco de las jornadas “A dos años de Ayotzinapa: Homenaje a la memoria viva”, organizadas por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Azcapotzalco y, durante el foro sobre desaparición forzada. Académicos, estudiantes, así como representantes del Comité Cerezo México y de Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP); coincidieron en el caso de los 43 normalistas está envuelto en una cadena de corrupción e impunidad, así como falta de justicia e incumplimiento de los derechos humanos.

El representante del Comité Cerezo, Francisco Cerezo, señaló a Revolución TRESPUNTOCERO, que los inculpados en el caso Ayotzinapa, son juzgados de manera errónea, pues están siendo procesado por cargos de secuestro, sin embargo, los hechos apuntan a que se trató de un acto de desaparición forzada.

“El secuestro es un delito que es cometido por particulares, cuando se comete inclusive por funcionarios públicos, la pena aumenta, pero el secuestro es con el objetivo de obtener un bien material, en cambio la desaparición forzada no tiene ese objetivo, el objetivo es eliminar a la persona, que nadie, absolutamente, sepa dónde quedó, y la desaparición forzada, sí tiene que ver con agentes de estado”, puntualizó.

Añadió que la responsabilidad primordial recae en el Estado, además indicó que el hecho de que hay pruebas de la participación de policías municipales y federales en Iguala, ya es un signo irrefutable de que se trata de desaparición forzada, “ la responsabilidad es Estatal, en el sentido de que hay una cadena de mando, no quiere decir que un solo municipal se salió de sus cabales y lo hizo, sino que hubo órdenes en los diferentes niveles que hacen que todos sean cómplices y responsables de la desaparición de los muchachos” refirió.

Durante el coloquio, también se hizo hincapié en que el concepto de “Estado fallido”, es una idea equivocada. Expusieron que el caso de México no es estado fallido, sino que se trata más, de una planeación para represión que se ha transformado a través del tiempo. Cerezo explicó que, durante el sexenio de Felipe Calderón, se identificó al enemigo interno en la figura del crimen organizado, esto implicó que cualquier persona que fue abatida en el transcurso de ese periodo, era delincuente o simplemente un daño colateral. “Calderón utilizó la estrategia de control social mediante el terror”.

Por otra parte, se puntualizó que con Peña Nieto, el discurso oficial dio por terminada la guerra, y la cambio por la paz, es decir, hubo una reconfiguración del enemigo del Estado, con el “Mover a México”, los enemigos del Estado ya no son los criminales, sino todos aquellos que se oponen a las reformas estructurales, o bien, “los que no quieren mover a México”, señaló.

De acuerdo a cifras oficiales que fueron publicadas en octubre de 2014, cerca de 22.610 personas desaparecieron desde el 1 de diciembre de 2006, hasta 2014 seguían en paradero desconocido. Cabe destacar que el 50 por ciento de esas desapariciones sucedieron entre 2012 y 2014, durante el gobierno de EPN.

“En México se habla de cerca de 27 mil desaparecidos en cifras oficiales, pero el gobierno es muy tramposo, porque la palabra desaparecidos no nos dice mucho, desaparecidos, personas extraviadas y ausentes, entonces lo han mezclado todo para ocultar que, en México, sí existe la desaparición forzada”, comentó Francisco Cerezo.

Cerezo también abundó en que las principal traba para las organizaciones defensoras de derechos humanos es la imagen que el Estado ha transmitido a la sociedad acerca de los defensores en pro de los derechos humanos, comenta que se ha generalizado el pensamiento en las personas, acerca de que éstos sólo defienden a delincuentes “tenemos un problema muy fuerte, incluso de aceptación de la gente, porque cuando llegamos y decimos “soy defensor de derechos humanos”, evidentemente hay un rechazo, producto de este discurso de que los delincuentes son los que violan derechos humanos y de que nosotros sólo defendemos delincuentes”, refirió.

Según informes de organizaciones sociales, la cifra de desaparición forzada, en cuanto a defensores de derechos humanos asciende a 187 personas desde el sexenio de Calderón. Cabe destacar que la desaparición forzada es una de las violaciones más graves de los derechos humanos.

“En culturas como la mexicana no tener un cuerpo al cual llorar, es una tortura todos los días, hay personas que lo único que quieren es saber qué es lo que pasó con sus hijos. Es por eso que es una violación tan grave” sentenció Francisco.

Finalizó al argumentar que, en el contexto actual, no hay un eco generalizado en la sociedad, que permita frenar, en primera instancia, la desaparición forzada, además de otras violaciones grabes a los derechos humanos. No obstante, se debe trabajar para revertir este hecho y obligar al Estado a cumplir su obligación de investigar y sancionar a todos los responsables.

Ver en línea : http://revoluciontrespuntocero.com/...