Expolicía revela detalles de desapariciones forzadas en Veracruz

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 4%

La operación “Tiro de gracia”, realizada el pasado 8 de febrero en Veracruz, puso al descubierto lo que era un secreto a voces en esa entidad, que los policías desaparecían a personas detenidas. “Despierta” tuvo acceso a la declaración de un testigo, un ex policía que participó en los operativos donde hubo desaparición forzada y esto es parte de lo que contó.

"En las ocasiones que el comandante Trujillo realizaba detenciones, acostumbraba revisarle los teléfonos celulares a estas personas. Los amenazaba diciéndoles que ya habían valido madres. A los detenidos ahí los tableaban, los pateaban, les daban toques con la chicharra eléctrica y ellos estaban esposados, cubiertos con sus propias playeras, ya no hacían más que gritar”.

Este es el testimonio un expolicía que participó en la detención de personas que desaparecieron en Xalapa y sus alrededores tras ser subidas a patrullas de la Policía Estatal de Veracruz en 2013, y cuyo testimonio fue clave para la aprehensión de 19 elementos de seguridad pública el pasado 8 de febrero, entre ellos el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita y otros altos mandos.

“Despierta” obtuvo el audio de la declaración ministerial de dicho testigo, que narra cómo se realizaba la desaparición forzada en Veracruz.

El expolicía que decidió colaborar con la Fiscalía del Eestado señaló al comandante Manuel Alejandro Trujillo Rivera, jefe del Grupo Fuerza de Reacción, como el responsable de encabezar los operativos en los que detenían a personas que creían eran halcones, es decir, informantes; narcomenudistas, o que tenían algún vínculo con el narcotráfico.

Detalló que los patrullajes y detenciones solían hacerlas en puentes, caminos de la zona conurbada de Xalapa o alguna de sus avenidas más transitadas.

"El comandante Trujillo siempre llevaba su lista de números de taxis y nombre de personas que supuestamente andaban halconeando”.

El testigo narró que el comandante Trujillo revisaba el celular de las personas que detenían por el simple hecho de parecerles sospechosos y si consideraba que en el teléfono había mensajes que ponían en riesgo la seguridad de las fuerzas del orden, o que entre sus contactos tenía a personas presuntamente relacionadas con delincuentes, eran subidos a la patrulla.

Mediante tarjetas informativas internas, de las cuales “Despierta” tiene una copia, se puede ver que el jefe de la Fuerza de Reacción informaba a sus superiores de la detención realizada. Ahí detallaban la razón del arresto y al final del documento pedían instrucciones para proceder.

Solo que los detenidos no fueron entregados al Ministerio Público y desde la fecha de su detención se encuentran desaparecidos.

Esta vereda, ubicada junto a Los Cañales, camino al reclusorio de Pacho Viejo, era uno de los sitios donde llevaban a interrogar y torturar a las personas que eran detenidas en el municipio de Coatepec. Fue el caso de un taxista, según la declaración del testigo.

" A la distancia pude ver cómo bajaron al taxista de la patrulla y el comandante Trujillo empezó a interrogarlo, mientras Domingo y Nery lo golpeaban, dándole puñetazos, golpes en las costillas, también le daban patadas.
Posteriormente el comandante Trujillo realizó la llamada de siempre. Nos decía que le pedía instrucciones directamente al entonces secretario Arturo Bermúdez Zurita”.

La instrucción siempre era la misma, llevar a los detenidos a la Academia de Policía, ubicada sobre la carretera Xalapa-Xeracruz y entregarlos a los “fieles”, un grupo de la Policía así bautizado debido a que lo conformaban exmilitares y eran la Fuerza de Investigación de Élite (por sus siglas, FIEL).

"Siempre, cuando hacíamos o les entregábamos a los detenidos, siempre iban encapuchados. Nunca, nunca hablaban con nosotros. El comandante trujillo siempre nos decía. Me imagino que él sabía qué iba a pasar con esas personas, nos decía que el secretario de Seguridad Pública nos haría el paro”.

Según la declaración ministerial del testigo, el grupo de la Policía denominado Fuerza de Reacción solo tenía como labor detener a los sospechosos.

"Yo pensaba que como ahí se entregaban detenidos relacionados con drogas, en mi mente pasó que los ponían a disposición ante la autoridad requiriente, la PGR, la Seido, pero realmente no tengo conocimiento qué sucedió con ellos”.

En su narración, el expolicía cuenta que regularmente eran hombres los detenidos y que cuando detenían travestis o mujeres, éstas solían ser abusadas sexualmente. Fue el caso de una menor de edad arrestada en las inmediaciones del Cetis de Banderilla.

"Recuerdo muy bien que varias mujeres las violaban, Trujillo, Lince, El Golpeador, Neri, Domingo, pero desconozco qué hicieron posteriormente con la señora, ya que eso nunca lo mencionaron”.

El testimonio del testigo logró que se girara orden de aprehensión contra 31 elementos de Seguridad Pública de Veracruz, de los cuales 19 ya están detenidos y 12 se encuentran prófugos.

La Fiscalía de Veracruz los acusa del delito de desaparición forzada contra 15 personas que fueron detenidas en Xalapa y su zona conurbada en 2013, y que supuestamente trabajaban para ‘Los Zetas’, aunque nunca se les investigó.

El ex subsecretario de Seguridad Pública, José Nabor Nava Olguín, quien tiene orden de aprehensión por desaparición forzada, solicitó un amparo para evitar ser detenido.

Según los expedientes que tiene la Fiscalía de Veracruz, en el sexenio de Javier Duarte hubo 202 casos de desaparición forzada, es decir, cometidas por la Policía, en 55 municipios, una cuarta parte del estado.

Con información de Luis Pavón

Ver en línea : http://noticieros.televisa.com/ulti...