Aumentan desapariciones forzadas en Veracruz

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 4%

- El pueblo donde brotan restos humanos

Por Juan David Castilla Arcos

María Elda Ruiz Domínguez cayó en cama cuatro meses por la desaparición de su hijo, Luis Fermín Arroyo Ruiz.

La señora de 59 años llora cada vez que recuerda aquel 8 de enero de 2018, cuando sujetos desconocidos a bordo de dos camionetas lo levantaron a plena luz del día, según testigos.

El joven desapareció a dos cuadras de su casa, en la unidad habitacional La Florida del Puerto de Veracruz. Era la 1:00 de la tarde.

Luis fue sorprendido e interceptado por los delincuentes. Lo sostuvieron de los brazos y lo golpearon con armas largas hasta caer al piso.

Posteriormente, fue ingresado a uno de los vehículos y, desde entonces, no sabe nada de él.

Después de la desagradable noticia, la mujer enfermó. Tenía la presión “por los cielos”, debido a la hipertensión arterial.

La desaparición de su único hijo varón no solo le ocasionó un trastorno psicológico.

Con un nudo en la garganta, recuerda que su Luis es un “buen hombre”, padre de dos pequeños: uno de 5 y otra de 8 años.

“Es buen padre, responsable, trabajador. Puedo hablar maravillas de mi hijo, es muy querido. Se quitaba el pan de la boca por dárselo al prójimo”.

El joven tiene 33 años. Se dedicaba al comercio. Se desempeñaba como “maletero”. Vendía ropa y zapatos para llevar el sustento a su familia.

Además, poco antes, había laborado por siete años en una empresa.

“Llegaron dos camionetas, es lo que cuentan los vecinos, después ya no quisieron contar más por miedo”.

Doña María pudo interponer la denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) hasta el mes de mayo, cuando su salud mejoró.

Desde entonces, las autoridades no le han informado nada sobre los avances en las investigaciones.

Este año se ha enfrentado al mayor “dolor” nunca antes vivido; sin embargo, confía en que las autoridades le entregarán a su hijo.

La mujer participó en las actividades que realizó el Grupo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz en la capital del estado, durante el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

RECREAN FOSA CLANDESTINA

Los familiares de desaparecidos recrearon la presencia de una fosa clandestina frente a Palacio de Gobierno.

Los muñecos de plástico con tela estaban desmembrados en Plaza Sebastián Lerdo de Tejada, también conocida como Plaza Regina Martínez.

Una cinta amarilla con la leyenda “prohibido el paso” rodeaba el presunto hallazgo.

Los cuerpos se observaban entre tierra, pasto y los números que colocan las autoridades en la recreación de hechos.

Una mujer maniquí lucía degollada en las escalinatas de la Catedral Metropolitana de Xalapa. Los indicios de violencia manchaban de rojo su vestimenta.

Una balanza improvisada era inclinada por una pistola de juguete.

De acuerdo con María Antonieta Muñoz, integrante del Grupo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz, se buscaba representar el hallazgo de restos humanos en la plaza pública.

“Esto simula lo que se ha encontrado en la fosas, es un acto representativo de la justicia. Todo lo que ven es la simulación de lo que está pasando y ha pasado en nuestras vidas”.

Ella repudia que la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Jorge Winckler Ortiz, no ha revelado resultados de las pruebas de ADN por los cuerpos que han sido hallados.

“Tardan por la falta de presupuesto. Se estaba destinando, se quedó en la ley, nada más falta que realmente llegue ese recurso, sea implementado en la causa de las familias de los desaparecidos, para la búsqueda. Quedó en 28 millones de pesos aproximadamente, esperamos que liberen el recurso”, insiste.

FOCOS ROJOS

El Colectivo Solecito buscará restos humanos en 30 puntos más de la entidad veracruzana.

De acuerdo con Rosalía Castro Toss, integrante de la agrupación, la búsqueda se realizará en Coatzacoalcos, Poza Rica, Córdoba, Orizaba y Xalapa.

Los mismos trabajos se han llevado a cabo en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe del puerto de Veracruz.

La mujer recuerda que el Colectivo Solecito ha invertido más de un millón de pesos en dicha búsqueda.

Roberto Carlos Castro, su hijo, desapareció el 24 de diciembre de 2011 en la carretera federal de Tamarindo-Veracruz.

Hasta el momento se desconoce su paradero y las autoridades de la Fiscalía General del Estado nada le informan al respecto.

Los activistas, sobre todo madres, han recibido información anónima sobre la posible ubicación de otras fosas clandestinas.

“Hasta nos mandan mapas para decirnos en qué lugares hay fosas”.

Antes de acudir a la FGE, los familiares de desaparecido verifican los lugares para aprobar o desaprobar la posible existencia de fosas.

“Nos avocamos a pedir los permisos. Si vamos a escarbar eso es un delito. Tienes que tener todos los permisos, pues el delincuente no comete delito, pero nosotros como ciudadanos que buscamos a nuestros hijos sí cometemos delito”.

La búsqueda de restos humanos continúa en Colinas de Santa Fe y en los pozos artesianos del municipio de Omealca, donde han sido localizados 12 cráneos en los últimos siete meses.

DESAPARECEN 12 NIÑOS AL DÍA

Doce niños desaparecen al día en distintas ciudades y localidades de la entidad veracruzana.

De acuerdo con la representante del Colectivo por la Paz en Xalapa, Sara González Rodríguez, dicha situación ocurre en lugares como Xalapa, así como también en comunidades.

“Se están llevando a los niños, no queremos creer todo lo que se dice, pero sí se están llevando niños. Ocurre en comunidades, en pueblos donde jamás había pasado nada”.

Se han detectado casos de secuestros de infantes en Altotonga, municipio localizado a 25.8 kilómetros de Perote, es decir, a unos 33 minutos en vehículo.

“Se dio el caso de un niño desaparecido cuando nunca se había visto. Esto se está extendiendo a las comunidades, ya no nada más es en la ciudad. Es algo preocupante”.

Han desaparecido más niños que niñas en los últimos meses.

“Ha habido niños que estaban viniendo a sus deportes, a la ciudad de Xalapa y dejaron de venir por eso, porque de los mismos autobuses, se subían, y los bajaban. Venían de un poblado a la ciudad de Xalapa”, añade Sara González.

También revela que las desapariciones forzadas aumentaron hasta 70% durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares; siete de cada diez jóvenes desaparecen.

“Todo mundo lo sabe, desaparecen siete al día y no estamos hablando del estado de Veracruz, sino por zonas, la mayoría son niños y jóvenes. Hay lugares donde la gente está amenazada para que no diga nada, donde puro niño está desapareciendo”.

Sara González refiere que la gente dejó de confiar en las instancias de procuración e impartición de justicia.

Y es que a su juicio la Fiscalía General del Estado no ha atendido de manera puntual el problema y se ha enfocado principalmente al encarcelamiento de exfuncionarios duartistas, como parte de la “venganza política” del actual gobierno.

TERCER LUGAR EN SECUESTROS

Veracruz se encuentra en la tercera posición a nivel nacional por secuestros, según la Asociación Civil Alto al Secuestro. Está detrás del Estado de México y Tamaulipas.

Coatzacoalcos continúa siendo el municipio con mayor incidencia de este delito. Después está Xalapa, Poza Rica, Minatitlán y Boca del Río.

El reporte nacional diciembre 2012-julio 2018 revela que en la República Mexicana ocurren 168 secuestros al mes, 40 a la semana y seis al día.

En dicho periodo fueron denunciados 11 mil 393 secuestros en todo país.

En la entidad veracruzana se contabilizaron 23 secuestros y 27 víctimas solo durante julio. Las cifras no han sido actualizadas.

Ver en línea : http://diarioelmartinense.com.mx/es...