Más de 120 policías de 14 municipios involucrados en desapariciones forzadas

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 4%

domingo 18 de abril de 2021

Víctor Chávez | El Occidental

Las desapariciones forzadas en Jalisco son una realidad, tienen nombre y apellido: En los últimos tres años más de 120 policías de 14 municipios se han visto involucrados en este tipo de prácticas, siempre argumentando que “trabajaron” para grupos de la delincuencia organizada. Hay 49 vinculados a proceso, apenas tres sentencias dictadas en el lapso de tres años, la última de ellas de 50 años de prisión para dos uniformados.

Con el pretexto de que son los que ganan menos y están más expuestos, los policías municipales han sucumbido ante el poder del dinero y el control de los cárteles de la droga. Son una especie de “nómina complementaria” y hasta los altos mandos se han involucrado en ello.

Muestra de esto es que entre los 49 procesados que hay desde el 2018 a la fecha están tres comisarios generales, un comisario operativo y el resto son “tropa”.

Los doce municipios en donde se han dado este tipo de casos son: San Miguel el Alto, Tecalitlán, Autlán, Tlaquepaque, Tecalitlán, Acatic, Totatiche, San Juan de los Lagos, Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalostotitlán, Mezquitic, Poncitlán, Ocotlán y recientemente Tequila.

Más de 120 policías involucrados en desapariciones

En Jalisco se calcula que hay 25 mil policías en todo el Estado de Jalisco y son justamente las policías municipales las que tienen más del 50 por ciento del personal, son unos 12 mil 657 uniformados.

Pero también y fuera de los de la Zona Metropolitana, son los que tienen sueldos más bajos y armamento insuficiente, ya no se diga otros implementos como chalecos antibalas y vehículos blindados.

Se acrecienta el riesgo considerando que los policías municipales son hoy por hoy los primeros respondientes y la protección a los grupos criminales llega más allá de “desaparecer personas”, esa colusión con el crimen organizado podría estar implicando la pérdida de pruebas, la alteración de las escenas del crimen y la fuga de información.

Las investigaciones en casos que se ha podido probar la participación de uniformados en desapariciones forzadas arrojan hasta ahora la participación de más de 120 uniformados y solo a menos de la mitad han conseguido llevarlos ante los jueces.

Desde 2018 esta estadística comenzó a anotarse, uno de los primeros casos que puso en evidencia la participación policial fue el caso de la desaparición de tres ciudadanos italianos que viajaron a Tecalitlán y alcanzaron a avisar a su familia, en la última comunicación, que estaban siendo interceptados por policías municipales. La indagatoria puso en claro la participación de cuatro gendarmes que están detenidos más el comisario que se dio a la fuga, dos de ellos recientemente condenados en primera instancia a 50 años y que reconocieron, los entregaron a “Don Lupe”, líder de la plaza.
Casi 50 policías vinculados

Los casos que han trascendido son porque se ha vinculado a proceso a parte de los gendarmes y el resto están prófugos.

En ese mismo año un director de la policía de Encarnación de Díaz se vio involucrado en la desaparición de dos personas; luego dos policías investigadores se involucraron en la desaparición de un agente del Ministerio Público en Zapopan.

Durante los siguientes dos años se han aclarado casos donde, por ejemplo, seis policías de Tlaquepaque, dos de Autlán y dos de Teocaltiche, se involucraron en la desaparición de personas.

En Casimiro Castillo desde el comisario, el subdirector y dos agentes participaron en la desaparición de otras personas. Está el caso de otros dos policías de Guadalajara que se llevaron detenido a un muchacho y lo desaparecieron, puesto que nunca llegó a los separos.

Un policía estatal participó en la desaparición de un joven en Tlaquepaque y otro de Colotlán lo hizo lo propio en su municipio,

Siete policías, incluyendo el comisario, desaparecieron al precandidato del PRI a la presidencia municipal de Mezquitic y otros siete policías municipales de Acatic participaron en la desaparición de una familia completa, que luego fue abandonada por sus captores. En este caso hay otros dos uniformados con órdenes de aprehensión.

En una de las últimas solicitudes de transparencia, del 2020, dirigida a la fiscalía de justicia, se reconocía que se les han negado cerca de 40 órdenes de aprehensión, pero han presentado recursos de apelación para tratar de revocar las negativas y obtenerlas, esto para proceder contra igual número de gendarmes.

Otros ya tienen las respectivas órdenes de arresto, pero se espera cumplimentarlas de un momento a otro. Se calcula que serían unos 70 uniformados más los que se acumulen, que todavía tienen que responder ante la ley.

Se han obtenido, a su vez, tres sentencias condenatorias por desaparición forzada, la última de ellas y más ejemplar de 50 años de cárcel para los ahora ex policías de Tecalitlán, Emilio ‘N’ y Salomón Adrián ‘N’, por el caso de los ciudadanos italianos.

Ver en línea : https://www.eloccidental.com.mx/loc...