Juicio a los ex presidentes y a todos sus cómplices, una demanda popular que debe rebasar el sólo acto de la consulta.

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 4%

Ciudad de México a 12 de julio de 2021

En este contexto en el que se ve la necesidad de que el pueblo vote para que se lleve a juicio a los ex presidentes, es importante hacer algunas reflexiones y ser conscientes de que como pueblo tenemos derecho a exigir no sólo en la consulta, sino como parte de un derecho humano que es la libertad de expresión y la protesta social en la organización y lucha popular, que los expresidentes y todos los responsables de sumir al país en lo que es hoy, sean enjuiciados, así como acceder a la verdad y la justicia ante miles de crímenes de Estado y de lesa humanidad que han permanecido impunes en el país.

Es una realidad que el pueblo está cansado de los miles de agravios que hemos sufrido producto de más de 80 años de gobiernos de distintos partidos políticos que lo único que han hecho es llenarse los bolsillos a costa del trabajo y el esfuerzo de millones de mexicanos, que no conformes con esto han endeudado de manera histórica a nuestro país y que quienes pagamos seamos todos como pueblo y las futuras generaciones que aun ni siquiera han nacido pero ya están marcadas por este endeudamiento que nadie pidió y que nunca se nos consulto.

Sabemos que es real este hartazgo, sabemos de las diversas carencias y miseria que se vive en diferentes rincones del país en donde aún ni siquiera llega la energía eléctrica y muchos menos el internet, sabemos que miles de hombres y mujeres salen todos los días de sus hogares desde que amanece y regresan hasta el anochecer después de largas y extenuantes jornadas de trabajo que apenas si alcanzan para cubrir las necesidades de sus hogares, pero que a pesar de eso siguen esforzándose porque piensan que es con el esfuerzo solamente como podrán adquirir una mayor remuneración y lograr ganar un poco más, sin embargo, es real que las necesidades del pueblo trabajador y del pueblo en general no se pueden cubrir recibiendo un salario mísero que no alcanza, y que esto no depende del esfuerzo de las personas sino de un problema que es estructural y que deviene de un sistema explotador y rapaz que no busca el beneficio de su pueblo, sino todo lo contrario, explotar más para que sean unos cuantos los que se lleven toda la riqueza, en tanto que millones que somos quienes la producimos, seamos los que tenemos menos.

La agudización de este sistema rapaz, muchos la conocemos, se llegó a profundizar derivado de las diversas políticas neoliberales impulsadas por los distintos gobiernos priistas y panistas que sumieron al país en la miseria y pobreza, en la que sólo se destinaban algunos programas sociales para hacer creer que el país se encontraba en desarrollo y que éstos ayudarían a cambiar las condiciones del pueblo, pero que en los hechos acrecentaron las desigualdades a la vez que se cometían miles de crímenes de Estado en contra de quienes alzaban la voz en exigencia y defensa de sus derechos humanos.

Miles de crímenes que gracias a la impunidad que ha sido sistemática, nunca han visto la luz de la justicia y mucho menos conocer la verdad, producto de las complicidades y acuerdos que de manera transexenal han tenido los distintos gobiernos para cubrirse las espaldas unos a otros y continuar saqueando y reprimiendo al pueblo.

Sin duda es importante este proceso en boga de salir a votar para que se enjuicie a todos los expresidentes, pero no sólo como un acto de la democracia burguesa impuesta por las leyes mexicanas, sino sobre todo, como un acto en los hechos de exigencia colectiva y popular de poner un alto a los criminales de Estado y sus cómplices, por las miles y miles de violaciones a derechos humanos que se han cometido, y sobre todo como un inicio de demanda popular y proceso de organización que no sólo duré el acto en sí de salir a votar, sino de organización para que en los hechos las circunstancias que han originado todos esos agravios en contra del pueblo se terminen.

Es necesario que no sólo salgamos a votar por la sensación de que con esto será suficiente, ya que nada es suficiente en este sistema de explotación capitalista, en el que la ley no es suficiente para enjuiciar y castigar a los verdaderos criminales, como ya lo hemos constatado.

Para poder alcanzar la justicia real, es necesaria la organización y lucha colectiva, la lucha popular en exigencia de mejores condiciones de vida para todos y no sólo para unos cuantos.

Este ejercicio sin duda es importante, pero que puede convertirse en algo más que el simple acto de salir a votar, puede ser el principio de la organización y conjunción de esfuerzos para canalizar todo el descontento que existe en el país, en miras a alcanzar nuestras demandas de manera organizada y colectiva.

Por ello, el llamado es a organizarnos, a luchar de manera independiente para terminar con las condiciones actuales en las que vivimos, recordar que no sólo es por la explotación económica a la que nos han sometido, sino también y sobre todo por los miles de ejecutados extrajudicialmente, los miles de desaparecidos de manera forzada, los presos políticos, los torturados, y por todos los que siguen -y lamentablemente seguirán sino hacemos algo- que los expresidentes y todos los responsables tienen que ser enjuiciados y castigados.

La consulta es un paso, pero no es la solución al problema de raíz, sino se logra entender que sólo la lucha de los pueblos de manera organizada es lo que transforma las condiciones reales de existencia de la población y lo que nos permitirá saber que ha pasado con los miles de detenidos desaparecidos en el país, en dónde están, pero sobre todo avanzar en la lucha para que estos actos inhumanos no se vuelvan a cometer.

Por ello, el exhorto a todas las víctimas de violaciones a los derechos humanos es a continuar en la lucha y organización independiente hasta lograr que todos los que han cometido estos crímenes de Estado sean enjuiciados.

La verdad y la justicia no se ganan en las consultas ni en los votos, sólo será un hecho cuando los responsables con o sin consulta sean castigados y los miles de crímenes de Estado sean esclarecidos y no se vuelvan a repetir.

¡Por todos nuestros detenidos desaparecidos, ni perdón, ni olvido juicio y castigo a todos los responsables!

¡Vivos se los llevaron, Vivos los queremos!

Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarlos

Navigation