Denuncian que la "ultraderecha" ha desaparecido a más de 300 mexicanos Alma E. Muñoz / La Jornada

, por  Desaparecidos , popularidad : 3%

Un grupo de familiares de desaparecidos políticos reiteró ayer su exigencia de que éstos sean presentados con vida, incluidos Edmundo Reyes Amaya y Raymundo Rivera Bravo o Gabriel Alberto Cruz Sánchez, miembros del Ejército Popular Revolucionario.

Durante un mitin realizado afuera de la Secretaría de Gobernación, Nadine Reyes, hija de Edmundo Reyes, lamentó que desde la llegada de la "ultraderecha" al poder (con Vicente Fox Quesada, en 2000) han ocurrido más de 300 desapariciones con el pretexto del combate al crimen organizado, cuando en realidad –afirmó– se criminaliza la protesta social y se detiene a disidentes.

"Salimos a las calles para denunciar graves violaciones a los derechos humanos y delitos de lesa humanidad que comete el Estado mexicano", repitieron en varias ocasiones algunos de los jóvenes desde el micrófono, portando caretas con los rostros de algunas de las personas que reclaman.

A dos años de que su padre desapareciera, Nadine Reyes aseguró que la Secretaría de Gobernación "ha sido una institución que ha obstaculizado el proceso para su presentación con vida" y la acusó de ser responsable de la disolución de la comisión de intermediación para el diálogo entre el EPR y el gobierno federal.

Nadine Reyes definió al titular de Gobernación, Fernando Gómez Mont, como una persona que "da respuestas falsas" y sin interés por presentar con vida a los desaparecidos.

A la manifestación acudieron familiares de Francisco Paredes Reyes, defensor de los derechos humanos desaparecido en Michoacán; de Lauro Juárez, indígena chatino desaparecido en Oaxaca; lo mismo que de Daniela y Virginia Ortiz Ramírez, triquis de ese mismo estado.

Navegar por las