Por amenazas e intimidación, pide AI protección para familia chihuahuense la organización internacional urgió al gobernador César Duarte, a la procuradora Marisela Morales y al secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, a brindar seguridad a la familia Muñoz, sobre todo porque hay indicios de que los responsables de la desaparición pertenecen a la Policía Federal (PF).

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 4%

Gloria Leticia Díaz
5 de octubre de 2011
Nacional

MÉXICO, D.F. (apro).- Amnistía Internacional (AI) alertó a las autoridades mexicanas sobre los actos de intimidación y amenazas que pesan sobre una familia que denunció el secuestro y desaparición de ocho hombres de su grupo familiar el 19 de junio pasado, en el municipio de Cuauhtémoc, Chihuahua.

Por tal razón, la organización internacional urgió al gobernador César Duarte, a la procuradora Marisela Morales y al secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, a brindar seguridad a la familia Muñoz, sobre todo porque hay indicios de que los responsables de la desaparición pertenecen a la Policía Federal (PF).

A través de un comunicado, demandó también que se investiguen los hechos para dar con el paradero de los desaparecidos.

De acuerdo con AI, el 19 de junio pasado, arribaron al barrio Anáhuac, del municipio de Cuauhtémoc, 10 camionetas sin placas, de las cuales descendieron seis hombres armados vestidos de negro, quienes irrumpieron en la casa de los Muñoz, donde golpearon y esposaron a los ocho varones de la familia, y se los llevaron.

“A las mujeres presentes las amenazaron y les dijeron que no miraran. Sin embargo, éstas observaron que al menos en un uniforme estaban escritas las palabras ‘Policía Federal’”, destacó la organización.

Pese a que una de las mujeres logró escapar y llamó a la Policía Municipal para pedir auxilio, la corporación lejos de prestar ayuda, se dedicó a buscar a la mujer que hizo la denuncia, agregó AI.

Antes del ataque, narró la organización internacional, los hombres de la familia Muñoz discutieron con policías municipales que se negaron a atender una denuncia que presentaron contra un sujeto que accionaba un arma de fuego cerca de la casa familiar. “La disputa concluyó con las afirmaciones de un policía de que un miembro de la familia le había golpeado”, apuntó.

Después de denunciados los hechos, los días 13 y 29 de septiembre, varios desconocidos hicieron llamadas telefónicas amenazantes a la casa de la familia Muñoz.

En la primera llamada, preguntaron por Toribio Jaime Muñoz González, uno de los hombres desaparecidos el 19 de junio. La voz anónima, según AI, “dijo que había sido detenido por fraude y robo”. La persona que recibió la llamada, se asustó y colgó.

La segunda ocasión, volvieron a preguntar por Toribio Jaime, para saber “si seguía desaparecido”. Antes de recibir una respuesta, la voz preguntó “y a ti ¿no te da miedo que te desaparezcan?”, para después inquirir quién había contestado la llamada. “La mujer que había respondido explicó que no era miembro de la familia, y la respuesta que recibió fue: ‘Véte a limpiar la mierda, pues’, y colgaron”.

AI exigió una “investigación independiente, exhaustiva e imparcial sobre la detención de los ocho hombres, que incluya los indicios de la implicación policial y que los responsables comparezcan ante la justicia.

En su comunicado, la organización internacional resaltó que en la guerra contra el narcotráfico lanzada por el presidente Felipe Calderón, “el estado de Chihuahua ha sido testigo de los actos más atroces de violencia,” así como del incremento de violaciones a derechos humanos, “tales como detenciones arbitrarias, tortura, homicidios ilegítimos y desapariciones forzadas”, de las que se responsabiliza a miembros del Ejército y de la policía, y que en algunos casos “las autoridades han tratado de atribuir a bandas armadas”.

Ver en línea : Por amenazas e intimidación, pide AI protección para familia chihuahuense