“En México, las autoridades dejan que la sociedad se desangre”, cuenta Nadín. Busca a su padre - comentarios