Desaparecidos: dos del EPR… y muchos más - comentarios