Carta abierta a la Conferencia Nacional de Gobernadores‏ - comentarios