Llama ONU a garantizar derecho a la justicia a familiares de desaparecidos

, popularidad : 1%

Gloria Leticia Díaz
27 de agosto de 2014
Internacional
Proceso

MÉXICO, D.F. (apro).- A dos días de la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, la Organización de Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a los gobiernos miembros a “eliminar obstáculos” para garantizar el derecho a la verdad y la justicia a los familiares de desaparecidos.

A través del Comité contra las Desapariciones Forzadas y el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias (GTDFI), la ONU convocó a dar acceso ilimitado a familiares, representantes y a todos aquellos interesados en “los mecanismos nacionales, regionales e internacionales encaminados a establecer la verdad sobre las desapariciones, entre ellos archivos militares.

“El tiempo de promesas ha pasado. Es momento de actuar. Los Estados deben abordar con urgencia la angustia de los familiares de desaparecidos y revitalizar las investigaciones sobre esos casos”, resaltaron los integrantes del Comité y el Grupo de Trabajo.

Santiago Corcuera Cabezut, miembro del GTDFI, apuntó que en México las desapariciones siguen siendo un tema pendiente de atender y así lo refleja la cifra reciente de 22 mil 322 casos presentada por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Las agencias de la ONU, integradas por expertos independientes, destacaron que en sus archivos hay más de 43 mil casos de desapariciones forzadas en el país que se remontan a décadas pasadas y que se mantienen abiertos “porque los familiares no tienen apoyo para averiguar qué sucedió con sus seres queridos”.

Los expertos de la ONU sostuvieron en un comunicado que las demandas centrales en este tema es la búsqueda de las personas desaparecidas y la debida identificación de restos descubiertos, además de que “muchos familiares enfrentan obstáculos injustificados en su búsqueda, debido a la falta de voluntad política o porque las investigaciones son insuficientes o inadecuadas”.

Después de considerar el hallazgo e identificación del nieto de Estela Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina, como un ejemplo de “buena voluntad, cooperación y compromiso” con los derechos humanos, los organismos de la ONU subrayaron la obligación de los Estados de garantizar el derecho a la verdad y a la justicia, por lo que hicieron un “llamamiento para abrir inmediatamente todos los archivos, incluidos los militares, que pueden contener información relacionada con el paradero de las personas desaparecidas”.

Al insistir en poner a disposición todos los mecanismos existentes para la localización, llamaron a los Estados a “expandir el uso de los avances y experiencias forenses y las pruebas de ADN, y hacer una utilización apropiada de todas las técnicas científicas disponibles”.

La ONU también recordó que la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra la Desapariciones Forzadas reconoce a los familiares como víctimas con derecho a “conocer la verdad sobre las circunstancias de la desaparición forzada, la evolución de los resultados de la investigación y, fundamentalmente, el destino de la persona desaparecida”.

Por ello, agregó, es que el Comité contra las Desapariciones Forzadas conminó a los gobiernos “a crear organismos ad hoc y unidades especializadas para investigar los casos de desaparición forzada nacionales en los que se cuente con muestras genéticas de todos los casos reportados”.

En entrevista, Santiago Corcuera Cabezut se refirió a la falta de claridad de las cifras dadas a conocer por el gobierno federal, pero que independientemente de ello reflejan que “sigue habiendo desapariciones contemporáneas”.

Sobre los últimos datos dados a conocer el jueves 21 por la subprocuradora Mariana Benítez Tiburcio, de la PGR, de 22 mil 322 personas desparecidas, de las que 9 mil 790 se reportaron en el actual sexenio, Corcuera Cabezut criticó que en la numeralia “no se aclare si esos casi 10 mil extras ocurrieron en el sexenio de Peña Nieto o si algunos son del de (Felipe) Calderón; mientras tanto, los familiares dicen, ‘puras cifras y mi familiar ¿qué, en dónde está?’”.

El experto de la ONU advirtió que la falta de rigor en las cifras oficiales es clara al existir casos que no están siendo incluidos en las listas.

“Conozco a personas que han llevan casos de personas desaparecidas y que los han reportado en la CNDH y en la ONU y que los buscan en la lista y no los encuentran”, acotó.

Académico de la Universidad Iberoamericana, Corcuera Cabezut recordó las contradicciones en que entraron diversas autoridades y la misma CNDH cuando se empezó a abordar el tema de las cifras de víctimas de desaparición.

Las imprecisiones, recordó, generaron “mucho descontento, mucho dolor y mucho sentimiento de revictimización para las familias de las personas desaparecidas, pues pareciera, si no una burla, sí una especie de falta de respeto por andar escupiendo cifras sin ton ni son cuando de lo que estamos hablando es de personas”.

Ver en línea : http://www.proceso.com.mx/?p=380640