Identifican restos de Jethro Ramsés, asesinado por militares en Morelos

, por  Hasta encontrarlos , popularidad : 2%

La Redacción
12 de agosto de 2011

MÉXICO, D.F. (apro).- Una osamenta hallada en Atlixco, Puebla corresponde al morelense Jethro Ramsés Sánchez Santana, quien desapareció el pasado primero de mayo tras ser detenido por policías y militares de la 24 Zona Militar, según los resultados de los exámenes genéticos realizados por la Procuraduría General de la República (PGR).

Sánchez Santana desapareció en Cuernavaca, Morelos. El electromecánico de 26 años acudió ese día a la Feria de Cuernavaca, acompañado de unos amigos. Estaban en el área de alimentos, cuando uno de los acompañantes de Jethro tuvo un altercado con los meseros de una taquería.

Luego intervinieron policías municipales y Jethro fue detenido porque, según las investigaciones, dijo ser parte del cártel del Pacífico Sur y colaborador de Julio El Negro Radilla, detenido el 25 de mayo en Veracruz y acusado de la muerte de Juan Francisco Sicilia Ortega, hijo del poeta y colaborador de Proceso, Javier Sicilia.

Sánchez Santana y uno de sus amigos, Horacio Cervantes Demessa, fueron llevados a la parte posterior de la feria y entregados a la Policía Federal.

En su declaración ministerial, los uniformados de esa corporación afirmaron que los dos hombres fueron entregados a un grupo de militares a cargo del Teniente Guerra de la 24 Zona Militar. Los soldados les vendaron los ojos, los amarraron con cinta canela y se los llevaron en un vehículo oficial.

Cervantes Demessa fue golpeado y abandonado en un paraje de Coatetelco en el municipio de Miacatlán, pero vivió para contar lo sucedido.

De Jethro Ramsés no se volvió a saber nada hasta el 6 de julio pasado, cuando la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que el joven murió a consecuencia de la tortura recibida por parte de sus soldados, cuyos nombres no dio a conocer.

En un comunicado, la dependencia informó ese día que después de las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de Justicia Militar, el pasado 4 de julio fueron detenidos los dos oficiales subalternos que causaron la muerte de Sánchez Santana.

Inicialmente ninguna fuerza policiaca aceptaba haberlo detenido y hasta el excomandante de la 24 Zona Militar, Leopoldo Díaz Pérez negó que los soldados lo tuvieran en su poder.

Finalmente por investigaciones federales se confirmó que sí lo detuvieron y lo torturaron en instalaciones del batallón de infantería, donde murió.

Tras desconocer su paradero y de una larga espera, la familia de la víctima acudió a la Procuraduría Militar y se sometió a los exámenes genéticos para determinar científicamente el hallazgo.

Los presuntos homicidas, José Guadalupe Orizaga y Guerra y Edwin Raziel Aguilar Guerrero, confesaron haber tirado el cadáver en un paraje de Puebla, donde fue levantado por el Servicio Médico Forense de la Procuraduría de Justicia de esa entidad.
Tras los exámenes de ADN y luego de una prolongada e inexplicable retención de los resultados, las pruebas de genética confirmaron que la osamenta encontrada en Atlixco sí corresponde a Sánchez Santana.

Los restos de Jethro Ramsés serán trasladados a Morelos, aunque la familia aún espera cotejar los resultados de ADN realizados por un laboratorio privado y los de la PGR.

Ver en línea : Identifican restos de Jethro Ramsés, asesinado por militares en Morelos